miércoles, 3 de mayo de 2017

Reina

Y entonces apareció:

Con su inocente sonrisa de niña

Y su cabello dorado,

Haciéndome recordar

Una dulce criatura

Un día, reina de un mundo rosa de cristal.

Su voz,

Dulce y melodiosa voz,
Me recordó
El día en que todo acabó
Y en un mundo de sombras esa reina quedó
Y de las hadas se alejó,
Para gobernar en un mundo de oscuridad
Lleno de personas y soledad.
Pero la dulce niña se fue
Y yo me quedé ahí parada
Viendo ese mundo rosa
Escaparse de mis manos
Dejándome en oscuridad y recuerdos.
Y la soledad me vuelve a arrullar
Mientras la niña se aleja

Saltiteando y cantando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario