martes, 16 de mayo de 2017

La princesa y el Rebelde

Ella lucía como una princesa
Siempre impecable
Hasta cuando “descuidaba” su imagen
Se veía tan arreglada.

Él era tan contrario
Parecía siempre igual
Desarreglado hasta cuando se arreglaba
Lucía siempre como un niño rebelde.

Ella bailaba con The Cure
Él oía una banda under
Que había conocido una madrugada
En alguna plaza.

Ella recitaba a Shakespeare
Y soñaba con Leonor
Perdida entre amarillentas páginas
De olvidados libros.

Él desperdiciaba insultos
Con olor a alcohol.
En aquella plaza Se dedicaba
a odiar al sistema.

y, en algún punto perdido,
entre estos versos, escondido,
Schubert tocaba con Sex Pistols

Y Poe recitaba contra la política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario